b l og
El agua y la vida van de la mano ¿Qué bebida elegir para acompañar las comidas? ninguna, a menos que el primer plato sea una sopa caliente, o que 30 minutos antes bebáis agua tibia para calmar la sed antes de llegar a la mesa. Durante resfriados por lo general lo que más apetece son las bebidas calientes. En la vida diaria se puede reaprender a beber agua tibia. ¿Por qué es conveniente beber agua fuera de comidas? responderéis vosotros mismos. - Habéis visto niños que solo quieren beber, se toman 1 vaso o más de líquido y luego no quieren comer o comen poco. Han llenado su estómago y quedan sin apetito. - Algunas personas con digestiones lentas y difíciles, si hicieran el experimento de comer sin bebida notarían un gran cambio en sus digestiones. Al beber junto con la comida diluyen el poco ácido clorhídrico que producen, esto duplica el trabajo de un estómago deficiente en su función que intentará fabricar más ácido en ese mar de líquidos - La temperatura del interior de estómago es igual o mayor de 37 °C, es posible que al mezclar alimentos o bebidas muy frías ralenticen la digestión, o simplemente haga que el cuerpo intente de nuevo calentar su interior. Así que el estómago tendrá doble de trabajo: calentar su interior y mejorar otra vez su circulación sanguínea. ¿Cuál es la mejor bebida? El agua, sin azúcar, sin miel, sin limón, sin más. A menos que se requiera otra sustancia, sales o planta para algún tratamiento, el agua es suficiente. ¿Eres muy caluroso y solo quieres beber frío o helado? Los Tuaregs en pleno desierto beben caliente para hidratarse y para promover la sudoración… ese mecanismo natural del cuerpo que regula la temperatura corporal en momentos de mucho calor. ¿En qué ocasiones se requiere agua fría o helada? Se usa suero fisiológico frío en hospitales a veces para lavado gástrico o vesical tras una hemorragia interna. El frío logrará provocar vasoconstricción en la zona ulcerada y detener el sangrado (en estómago o vejiga). ¿Qué alimentos tienen más agua? Frutas (recuerde que tienen su azúcar: fructosa), verduras, hortalizas. ¿Qué cocciones disminuyen más el agua de los alimentos? Barbacoa, cocciones largas en horno sin cubrir el alimento. SED: sensación subjetiva o necesidad de ingerir cualquier líquido. La sed se relaciona con la hidratación intracelular en el sistema nervioso (centros hipotalámicos) y la mucosa de boca y faringe. ¿Cuánta agua beber? Más que decir 1 o 2 litros/día, es importante individualizar. ¿cómo saber si lo que se bebe es suficiente? cada caso es diferente. Algunos parámetros que puden ayudar a saberlo: - Si la boca está húmeda, con saliva transparente y líquida. - La piel hidratada - El pulso de un adulto en reposo “60 por minuto” es probable que se esté bien hidratado.  La mayoría de las personas saludables beben y se hidratan adecuadamente guiados por la sed. El calor, la sudoración, la actividad. Pero hay personas “saludables”, que se entretienen en sus actividades, trabajo, estudio, y “olvidan beber”. De momento no conozco animales saludables que olviden algo tan vital. La sal El alto consumo de sal diario estimula la ingesta de líquidos para compensar el exceso de electrólitos ingeridos. La OMS recomienda reducir el consumo de sodio en adultos a menos de 2 g/día (5 g/de sal al día recomendado). Recordar que los alimentos ya llevan sales de manera natural: carnes, lácteos. Y que hay gran cantidad con sales añadidas: olivas, frutos secos, panes, queso, aperitivos, salsa de soja, caldos etc. Cuidaros los aficionados a la sal en escamas, por placer el consumo es excesivo. La mayoría de personas ingieren exceso de sal 9 a 12 g/día. Situaciones especiales: Citaré unos ejemplos en los que cambia la ingesta de agua según la edad, actividad o si hay alguna enfermedad. Es importante individualizar, para saber la cantidad de líquido que se ha de beber al día. Deporte: - Hacer ioga, bailar, caminar, requerirá el aporte extra de agua guiado por la sed. - Correr una maratón implica que se habrá de reponer, sodio, potasio y glucosa además de agua. Aquí el uso de una bebida Isotónica es lo más adecuado durante la actividad. Luego de finalizar continuar con agua o caldos en las horas siguientes durante el mismo día. Diarreas y vómitos duraderos: - Si es un solo vómito o solo una diarrea y mejora con dieta astringente o alimentos fáciles de digerir, en este caso será suficiente hidratar con caldos y alimentos apropiados. - Pero si hay grandes pérdidas de líquidos por vómito y diarrea, es importante consultar para saber si se ha de reponer los electrólitos perdidos con suero fisiológico (Suero al 0,9%) oral o venoso según el caso. El agua no será suficiente. Menopausia:  - Algunas personas tienen la lengua seca a veces sin sed. Han de beber a drede para hidratarse. - Otras tienen la boca seca con sed durante las oleadas de calor. En la menopausia la falta de estrógenos cambia los mecanismos de regulación térmica. El agua también cumple la función de termorregulación en este caso la persona bebe para bajar esa temperatura además de hidratar. - Algunas beben más en la noche, sin que por ello necesiten levantarse a orinar. El cuerpo lo pide para hidratarse. Insuficiencia renal: - La lengua es muy seca, las personas relatan una sed insaciable.  En caso de tener los párpados y/o las piernas hinchadas (edema), la pauta de cuánto debe beber la dará su médico tratante. Hipertensión arterial tratada con diuréticos: - La boca y lengua puede estar algo seca, dependiendo de los líquidos que ingiera durante el día.  Muy importante preguntar al médico cuánto debéis beber. Incontinencia urinaria, prostatismo: - Hay personas que disminuyen su ingesta de líquidos en la tarde para evitar despertar en la noche para orinar. A estos se recomienda la mayor parte de ingesta de agua hasta el mediodía y 1 vaso o 2 si tiene sed en la tarde, evitando beber en la noche. Consumidores de café o té: Tener en cuenta que tienen efecto diurético (orinar más ), la cafeína puede empeorar vuestra situación. Diabetes: - Diabetes mellitus: El exceso de glucosa que atraviesa el filtro renal puede llegar a actuar como diurético ocasionando la poliuria (orinar mucho).  La polidipsia (sed excesiva) es proporcional al agua eliminada en un diabético no diagnosticado o descompensado. Cuando logran compensar la diabetes con tratamiento adecuado se equilibrará la sed y la eliminación de orina. - Diabetes insípida: Ingesta compulsiva de agua Polidipsia psicogénica (Potomanía): aun teniendo la boca húmeda y estar hidratados, son personas que perciben una gran sed y beben grandes cantidades de líquidos diarios. Obviamente tendrán poliuria (orinarán gran parte de lo que beben, generando mayor pérdida de sustancias: electrólitos). En estas personas además de buscar la causa de su hábito excesivo, se requiere una reeducación del beber para disminuir el agua diaria.
650 338 428